lunes

Regar en verano: trucos y consejos

Llegan las altas temperaturas y nuestras plantas comienzan a sufrir los efectos del calor: hojas amarillas, ramas secas, flores quemadas... Aparte de la exposición al Sol, que pocas especies aguantan en verano salvo las autóctonas, el riego es un factor esencial para mantener viva la belleza natural de nuestro jardín o de las plantas de interior. De hecho, en la mayoría de ocasiones, el temor a que nuestros ejemplares se queden secos hace que los reguemos más de la cuenta, lo que provoca daños irreparables.