jueves

Cultivar Syrah

Variedad de origen desconocido, algunos autores dicen que este cepaje podría ser originario de Persia (Región de Shiraz) o de Sicilia (Región de Siracusa) otros autores le dan un origen palestino-jordano. Sin embargo este varietal está muy introducido en el valle del Ródano, y es considerado por algunos autores, de origen francés, desde donde se ha extendido por todo el mundo.  Después de Francia, Australia es seguramente el país que más fama ha dado a esta uva que admite dos grafías, -tan correcto es decir syrah como shiraz-, con grandes vinos como el Grange Hermitage de Penfolds o Henschke Hill of Grace. En Australia, se cultiva principalmente en la zona de Barossa Valley y desde ahí saltó a otras zonas como California, Chile, Sudáfrica, Argentina, Italia, Grecia y España.
Sinonimias: Shiraz, Sirah, Sérine, Candive, Hignin, Sirac, Syra, Biaune, Balsamia.
Hoja: Posee lóbulo central plano o pegado asimétricamente y con laterales doblados hacia arriba, orbicular con lanosidad abundante en su faz inferior, dientes convexos y grandes y seno peciolo en "U".

Racimos: De tamaño medio, compactos cónico y cilíndrico-alargados, con pedúnculo largo y poco lignificado. En ocasiones con una primera ramificación pedunculada y separada del resto del racimo. Con tamaño de bayas muy uniforme.

Bayas: De tamaño pequeño a medio. De forma ligeramente elíptica, aunque en algunos materiales esta característica apenas es visible excepto en las racimas.
Con epidermis negro azulada y cicatriz estilar muy marcada. Con abundante pruina. De dificil desprendimiento de su pedicelo. Con hollejo grueso y resistente. De pulpa no pigmentada, consistente y de 
jugosidad limitada. De sabor peculiar.

Cepas: Muy vigorosas, de porte erguido o semierguido con sarmientos muy largos, delgados, delicados y con muchos hijuelos. Con desborre de media estacion a tardío y maduración precoz.

Se caracteriza por un marchitamiento precoz de la baya durante el proceso de madurez, presumiblemente por la interrupción de flujos del floema una vez que el grano ha adquirido el máximo peso. Como la transpiración continua la baya se deshidrata.


Características vitícolas:

Clima, suelo y cultivo Las características propias de la syrah potencian sus posibilidades cuando crece en suelos fuertes, francos o franco-arcillosos y climas cálidos y soleados.
En su fase de crecimiento requiere disponer de una cantidad equilibrada de agua, es decir, no sufrir déficit hídrico en su riego pero tampoco excesos de agua de forma que se permita una buena aireación de sus raíces.
Sus propias características la convierten en una uva ideal para los viticultores. Como señala Jancis Robinson "el cabernet es al vinificador, lo que syrah es al viticultor" debido a que ésta última es fácil para cultivar y poco vulnerable a las enfermedades.

En su cultivo, es muy importante cuidar las tareas de deshojado y aclareo de racimos debido a que la syrah es sensible a la botritis. Las producciones máximas aconsejadas son de 7  a 12 toneladas por hectárea.
Al ser una variedad vigorosa, con mucha madera, los sarmientos se tumban por lo que la sujeción debe ser de dos niveles de doble alambre y emparrado alto, da mucho resultado un sistema de conducción de doble piso siendo aconsejable Scott-Henry.

  • Variedad muy sensible a la eutipiosis y poco sensible a la excoriosis.
  • Sensible al mildiu y al black rot.
  • Poco sensible al oídio al principio de su brotación, pero sí es bastante sensible a partir de la floración.
  • Bastante tolerante a la botritis pero puede afectarle mucho en sobremaduración.
  • Sensible a la polilla del racimo y muy sensible a los ácaros.
  • Sensible a la fototoxicidad por herbicidas, especialmente al diurón.
  • Muy sensible a la sequía aunque muchos autores indican que posee una característica aniso-hídrica, sin control estomático bajo altas demandas atmosféricas, además es sensible a la clorosis férrica.
  • Sensible al viento que produce frecuentes roturas de sarmientos si estos no están bien tutorados y sujetos.
  • No tolera excesos de humedad en suelo.
  • Poco tendente al corrimiento o millerandaje.
  • Se adapta bien a todo tipo de suelos.
  • Tiene bajos requerimientos de magnesio y altas necesidades en nitrógeno, fósforo y potasio.
  • Debe injertarse sobre portainjertos que sean resistentes a la clorosis férrica. Presenta incompatibilidades con el patrón R-110.
  • Puede podarse en pulgares cortos, pero también en Guyot. No debe despuntarse y las espalderas deben de ser altas.
  • Existe una gran diversidad clonal que incluye materiales muy productivos junto con otros de poca producción y muy aromáticos.
  • Posee potencial para producir frutos de calidad con altas producciones.


Características Enológicas:

  • Sus mostos son de color rojo vivo brillante y muy oscuros. Con elevado contenido en taninos muy suaves (75% del total de taninos proviene de la semilla). 
  • Vinos tánicos y relativamente ácidos.
  • Los vinos son de buena calidad y de elevada graduación alcohólica.
  • Sus vinos tintos, muy coloreados, con mucho cuerpo al tener extracto seco muy elevado, envejecen muy bien manteniendo su color muy estable.
  • El vino de syrah es un vino con mucho color, oscuro, intenso, aromático, muy afamados en la viticultura mundial.
  • Sus vinos tienen aromas a fruta madura, recordando a las grosellas, las violetas, las moras silvestres y a las frambuesas, manteniendo aromas a pimiento o canela y clavo.
  • Cuando envejecen no toman mucho aroma de la madera pero su aroma recuerda el cuero, el alquitrán, el ahumado y sólo ligeramente la vainilla.
  • Durante el envejecimiento a partir de precursores confiriendo aromas a terroso y a cigarro-tabaco.
  • El sulfuro de dimetilo que se desprende durante el envejecimiento del vino Syrah contribuye a aumentar las notas frutales, de aceitunas negras y trufas.



Vicente Maturana