viernes

Chile: INIA ejecuta programa sobre manejo integrado de plagas en avellano europeo


El daño de la plaga ocurre a nivel radicular mediante estrangulamiento, afectando el vigor de los árboles, productividad y calidad de la fruta y finalmente la muerte de los árboles en el mediano plazo. Lo anterior, está provocando pérdidas económicas importantes en los productores de avellano, particularmente en huertos en etapa productiva, 5 a 6 años.

Considerando el aumento de plantaciones de avellano europeo en el sur de Chile, es importante innovar en el uso de tecnologías, usando el concepto manejo integrado de plagas (MIP), en el control de burrito o cabrito del maitén. Esto redundará en un aumento de la productividad de los huertos y menor pérdida de plantas por daño de la plaga y, por extensión, mayor longevidad de los huertos y rentabilidad del negocio. 

Cabe señalar que a consecuencia de la tala del bosque nativo y aumentos en la superficie plantada con avellano europeo y otras especies, en Chile se ha ocasionado un incremento significativo del daño por plagas nativas y endémicas subterráneas como cabritos y gusanos blancos, particularmente en la zona sur del país. Se estima que actualmente existen sobre las 12 mil hectáreas de avellano europeo en las regiones del Maule, el Bío Bío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, con no más del 60% en inicio de la etapa de producción. En avellano europeo las plagas subterráneas son de origen nativo, cuyos principales hospederos son el hualle, maitén, notro, entre otros. 

En este contexto, INIA Carillanca ejecuta un programa, financiado por INNOVA CORFO, cuyo objetivo es incorporar nuevas tecnologías para el Manejo Integrado de Plagas subterráneas del avellano europeo, como estrategia productiva de los agricultores, que permita mejorar la productividad y rentabilidad del cultivo en la zona sur de Chile. La iniciativa cuenta con el apoyo de las empresas BASF, Biogram, Dupont y Natural Chile. 

Para lograr los objetivos del proyecto se han establecido unidades demostrativas en huertos de Avellano Europeo en las localidades de Perquenco, Gorbea y Osorno. “Estas han permitido la evaluación de diferentes tecnologías de control, entre ellas, barreras físicas y biológicas, uso de controladores biológicos y herramientas de control químico, dirigidas a estados larvarios y adultos. Lo anterior, permitirá generar información, en cuanto a la eficiencia y eficacia del uso de dichas tecnologías. La idea es que agricultores, profesionales y técnicos del rubro puedan conocer los alcances de cada una de estas herramientas de control, y con ello, realizar diagnósticos precisos de los niveles de ataque de la plaga en sus huertos y al mismo tiempo, definir la estrategias de control, usando como base conceptual el Manejo Integrado de Plagas”, explicó Miguel Ellena, director del proyecto. 

Fue específicamente en la comuna de Osorno donde se llevó a cabo un taller que congregó a productores del rubro avellano europeo, quienes profundizaron en el ciclo biológico y control químico del “cabrito del maitén”. En la oportunidad se analizaron aspectos de identificación y períodos críticos de la plaga, a cargo del entomólogo Alfonso Aguilera; monitoreo de plagas, a cargo de la empresa Natural Chile; alternativas de control químico, con las empresas BASF Chile y Dupont. 

Luis Felipe Quinteros, gerente agropecuario Agrícola y Ganadera Curileufu valoró la instancia, que permitió profundizar en temas relacionados con un rubro no tradicional en la zona. “Felicito a INIA por esta iniciativa, sobre todo porque es importante contar con conocimientos frescos sobre un cultivo nuevo y aunar criterios para dónde va la producción. Los temas analizados son aportes para avanzar en el desarrollo de un rubro con muchas perspectivas para la región y el país”, dijo. 

Similar opinión tuvo Cristian Parra, Gerente Técnico del área frutales de la empresa Gafrusur, con más experiencia en avellano europeo y una marca reconocida en la Región de Los Lagos. “Para nosotros como empresa contar con información fresca sobre avellano y principalmente plagas, es importante. Tenemos 250 hectáreas plantadas, de 2 a 5 años, y creemos que es necesario conocer sobre los daños que ocasiona el burrito a nivel de productividad y merma de fruta. En pequeñas superficie puede que no se note tanto, pero cuando se maneja un número mayor de hectáreas, es necesario estar alerta y saber de manejo. INIA Carillanca hace un esfuerzo por venir a la zona y darnos orientación sobre un problema que puede causar alto daño económico y eso se agradece”, puntualizó. 

Cabrito del Maitén 

Según los expertos, el daño de la plaga ocurre a nivel radicular mediante estrangulamiento, afectando el vigor de los árboles, productividad y calidad de la fruta y finalmente la muerte de los árboles en el mediano plazo. Lo anterior, está provocando pérdidas económicas importantes en los productores de avellano, particularmente en huertos en etapa productiva. Cabe destacar que los ataques se inician en árboles jóvenes, pero la sintomatología recién se observa en árboles adultos en fase de producción (5 a 6 años). 

Respecto a monitoreo de plagas, Christian Torres, Gerente General de Natural Chile, recalca que este tema es muy importante. “En lo que respecta a huertos de avellano europeo, hemos visto que existe poco conocimiento sobre las estrategias de monitoreo y registro, aun conociendo el problema. No hay soporte de registro de datos, y al momento de analizar el historial no hay información previa, herramienta que sirve mucho para tomar decisiones. El monitoreo es importante desde la perspectiva cuantitativa para ir evaluado de manera ordenada. Gracias a este programa con INIA y el trabajo articulado con la empresa privada, tendremos una plataforma de información provechosa para conocer las plagas que nos atacan. Además que en esta zona existe visión de los agricultores para desarrollar sistemas más eficientes bajo un prisma de manejo integrado”, señaló. 

Por su parte, Claudio Betanzo, Ingeniero Agrónomo de BASF CHILE, se refirió al control químico y los resultados obtenidos con el insecticida específico imidan. “En diversos cultivos puede ser aplicado muy cerca de la cosecha y sin inconvenientes con residuos, además de su alta eficacia. Controla los insectos en la mayor etapa de emergencia, para evitar la eclosión de huevos. Si bien en avellano europeo partimos al revés, conociendo su desarrollo y luego aplicando, sabemos que la base dada ya está fundada para huertos comerciales”, acotó. 

Cabe indicar, que de acuerdo a observaciones realizadas por INIA Carillanca en algunos huertos de avellano europeo de La Araucanía, el nivel de ataque ha alcanzado hasta un 30% de los árboles. Además, en las últimas temporadas se han producido ataques severos en huertos jóvenes, provocando la muerte paulatina de los árboles en un período de seis meses. En tal sentido, el programa ejecutado por este centro regional apunta a un tema de real impacto y que necesita respuestas concretas que orienten a los productores del rubro.


Fuente: INIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario aquí.