miércoles

Estudio demuestra la aplastante superioridad de los productos biológicos


Un estudio más ha venido a corroborar los resultados de otras investigaciones anteriores, y a hacer patente lo que , por otro lado, es de sentido común: los productos biológicos saben mejor (mejores propiedades organolépticas) , son más nutritivos (tienen , por ejemplo más sustancia: más materia seca y menos agua), tienen más anti-oxidantes, por ejemplo más ácido ascórbico (Vitamina C) , más compuestos fenólicos , duran más sin estropearse (por ejemplo por los hongos) y, por supuesto, los suelos en los que se producen están más sanos y poseen más capacidad para sostener la productividad biológica, teniendo una mayor riqueza de los microorganismos que generan una serie de funciones esenciales (tienen más carbono y nitrógeno , más biomasa y actividad microbiana, más actividad enzimática, más capacidad para eliminar sustancias tóxicas y más concentración de micronutrientes) .

Ésas son algunas de las conclusiones de un completísimo trabajo científico realizado por científicos de diferentes universidades y centros de investigación de Estados Unidos (Washington State University, Utah State University, University of Oklahoma, Oak Rigde National Laboratory). El equipo ha sido integrado por especialistas de las más diversas disciplinas ( alimentación, pomología, estadística, genética, ciencia sensorial, edafología, agroecología, ecología microbiana) y ha realizado una larga investigación, muy cuidadosamente diseñada para evitar sesgos y errores.

En las características analizadas, los productos ecológicos "arrasaban" frente a los procedentes de la agricultura convencional. La fruta elegida fué la fresa, que tiene en California, lugar del estudio, uno de los principales puntos de producción mundial. Se realizó un seguimiento exhaustivo de 26 campos de cultivo -la mitad de producción ecológica y la otra mitad convencionales (que suelen ser tratados con cosas como el polémico pesticida fumigante de suelos bromuro de metilo)- y de las fresas que salían de ellos. Se midieron decenas de parámetros diferentes que tenían que ver con cosas tales como las propiedades químicas , genéticas y biológicas de los suelos, o la calidad , el carácter nutritivo y el sabor de las fresas.

Si consideramos un aspecto como el sabor, se sometío a las personas que tenían que catar las fresas a unas condiciones de iluminación que hacían imposible distinguir si la fresa que comían tenía un aspecto u otro, para evitar predisposiciones vinculadas a suponer un origen u otro de ésos frutos. Y con el mismo escrupuloso cuidado para evitar errores se viligaron todos los demás parámetros, como centrar el estudio sobre las mismas variadades de fresas, los mismos tipos de suelo, las mismas épocas, las mismas fases de maduración, las mismas condiciones de almacenamiento, etc. para los pares de cultivos (biológicos y convencionales) que eran analizados

No es de extrañar que, como se apunta en este estudio, "las ventas de alimentos biológicos sean uno de los sectores de mercado que más rápidamente están creciendo dentro de la industria alimentaria global".

En Estados Unidos, por ejemplo, las ventas de productos ecológicos se han multiplicado por seis desde 1997 a 2008. Entre las razones por las que los consumidores compran estos productos destacan los beneficios para la salud derivados de la menos presencia de residuos de pesticidas y los valores nutricionales superiores, así como el sabor y el que las prácticas agrícolas tengan menos impacto sobre el medio ambiente.

El estudio, en su introducción, cita la "fuerte evidencia de que los alimentos biológicos tienen menos residuos de pesticidas", basada en diversos estudios.

Por lo que respecta al valor nutritivo, también se citan los estudios, inmensa mayoría, que muestran la superioridad de los alimentos biológicos.

Por otro lado, al mismo tiempo que contienen menos residuos de pesticidas, contienen más antioxidantes que pueden ayudar a prevenir o contrarrestar los efectos de una serie de problemas de salud. Entre otros, se cita un estudio de 2006 en el que precisamente se evidenciaba el mayor poder anticancerígeno de las fresas ecológicas sobre las convencionales.

También cita el estudio publicado en PLoS ONE (Public Library of Science) la amplia bibliografía científica que muestra como las características del suelo son también mejores en los cultivos orgánicos que en los convencionales, aludiendo, entre otras cosas, a los efectos empobrecedores del suelo que diferentes investigaciones muestran en los suelos tratados con fumigantes y pesticidas.

Fuente: fondosaludambiental.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario aquí.