miércoles

El Consejo de la FAO aprobó el Segundo Plan de Acción Mundial para los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura, el cual representa un renovado compromiso internacional para garantizar una gestión eficaz de la diversidad de plantas como elemento clave en la lucha contra la pobreza y alcanzar una mayor seguridad alimentaria en un contexto de cambio climático. 

El principal objetivo del Segundo Plan de Acción es fortalecer la conservación y uso sostenible de los sistemas de plantas y semillas, y los vínculos cruciales que existen entre ellos, a través de una combinación de políticas apropiadas, el uso de información científica y el conocimiento y acción de los agricultores.

El Plan contiene 18 actividades prioritarias interrelacionadas identificadas en base a las consultas regionales y las brechas y necesidades identificadas en el Segundo Informe del Estado de los Recursos Fitogenéticos Mundiales para la Alimentación y la Agricultura, coordinado por FAO.

El Segundo Plan de Acción urge a todos los países a una mejor gestión de la diversidad de los cultivos en los campos, al desarrollo de estrategias para proteger, colectar y conservar las especies silvestres emparentadas de los cultivos y las plantas silvestres comestibles que se encuentran amenazadas, a apoyar el uso de una gama más amplia de características para el mejoramiento de las plantas y el fortalecimiento de los sistemas de semillas, en especial de las variedades localmente adaptadas.

El Plan hace un llamado a la comunidad de donantes para que impulse los esfuerzos a nivel nacional e internacional para fortalecer las instituciones y capacidades para desarrollar las prioridades acordadas a nivel mundial.

Más información sobre el Segundo Plan de Acción Mundial en el siguiente vínculo: www.fao.org

martes


Vinos sustentables o sostenibles: ambos términos se usan, aún cuando en español, el segundo debería ser el correcto. Se refieren a vinos cuyos procesos de elaboración, desde el viñedo hasta su comercialización, se llevan a cabo pensando en el futuro del planeta y de sus habitantes. Es una manera voluntaria de mejorar en el corto y largo plazo el medio ambiente, así como las condiciones de vida de sus comunidades o trabajadores (también llamado RSE). El ser sustentable o sostenible también implica que el negocio debe ser rentable a largo plazo. En Chile nuestros vinos pronto serán clasificados y sellados como Sustentables, al someterse a una gran lista de actividades recomendadas contenidas en un nuevo Protocolo de Sostenibilidad. Mientras más iniciativas lleguen a desarrollarse en una empresa, más puntos irán sumando año a año en su cartola de Sostenibilidad.

Ojo, no quiere decir que si un vino es sustentable, sus viñedos o bodega se manejen bajo las exigencias de certificación Orgánica o Biodinámica. Por lo general, las exigencias de sustentabilidad son de libre elección, y su trascendencia puede ir más allá del campo, como por ejemplo al preocuparse de tener un uso eficiente del agua y la electricidad en la bodega, o al embotellar el vino en recipientes más ligeros. Las exigencias de la agricultura orgánica o biodinámica no son electivas y no pueden cumplirse a medias, sus protocolos particulares exigen cumplir paso a paso al pie de la letra.

sábado

Actualmente la agricultura mundial se mueve gracias al petróleo y sus derivados, pues los tractores, cosechadoras y demás vehículos agrícolas los utilizan como fuente de energía. De hecho, esta es una de las razones por las cuales cuando sube el precio del barril de petróleo el precio de muchos alimentos de la canasta básica se dispara.

Por esta razón muchos expertos alrededor del mundo abogan por la implementación urgente de las energías alternativas en el campo, ya que opinan que de esta manera los costos de producción presentarán una importante disminución. Estamos hablando específicamente de las energías solar y eólica.

Lo cierto es que, en mi opinión y con las condiciones actuales, el producir con ayuda de estás energías quizá no sea redituable aún. El problema principal de este tipo de energías no es el hecho de producirla sino el de almacenarla, dado que la industria de las baterías no ha despegado como debería representa un impedimento para el éxito de estas tecnologías amigables con el medio ambiente.

viernes

¿Hasta dónde llegara la revolución en el desarrollo de nuevas tecnologías que pueden ser aplicadas en la agricultura? en esta ocasión nos sorprendemos con una nueva innovación que pretende revolucionar las cosechas de berries, especialmente frutillas y otros berries semejantes. La empresa española Agrobot desarrolla la primera cosechadora con visión artificial para recoger la fresa automáticamente.

Agrobot es una compañía joven con un producto estrella: la cosechadora de fresas robótica, que ha desarrollado en España y que ahora lanza en Estados Unidos. El prototipo tiene 40 brazos robóticos e identifica los frutos maduros y los recoge sin dañarlos. Estos brazos están apoyados en un sistema de visión artificial, siendo guiados electrónicamente, por lo que además de recoger las fresas, esta cosechadora es capaz de clasificarlas.

La maquinaria de Agrobot resulta más productiva que la estándar, mejorando los rendimientos gracias al aumento de la calidad de los frutos recogidos, pues el proceso de recogida se efectúa de manera más higiénica y sin que la fruta soporte presión alguna. A continuación, a través de un sistema de transporte interno (cintas transportadoras) el fruto es conducido hacia un módulo de manipulado donde sale ya clasificado y envasado.

La firma española desembarca ahora en Estados Unidos, un mercado con gran potencial puesto que se recolecta fresa a lo largo de todo el año y las superficies de cultivo son de gran tamaño.

La empresa espera aplicar esta tecnología a otros frutos, como es el caso de los cítricos.

En la foto se representa como vería el robot e identificaría los frutos verdes de los maduros.


jueves

"Este instrumento otorgará a los ganaderos de la región diferentes opciones de cobertura ante accidentes por eventos propios de la producción bovina, robo y hurto de animales y eventos de la naturaleza, entre otros", dijo el subsecretario de la cartera Álvaro Cruzat, de visita en la región junto a una delegación del gabinete del agro.

El subsecretario de Agricultura, Álvaro Cruzat, en compañía de los directores nacionales de Indap y SAG, Ricardo Ariztía y Aníbal Ariztía respectivamente, lanzaron en la ciudad de Coyhaique el seguro ganadero para Aysén, iniciativa piloto que tiene por finalidad contar con una herramienta que otorgue las garantías básicas con diferentes opciones de cobertura ante accidentes por eventos propios de la producción bovina, robo y hurto de animales, eventos de la naturaleza, entre otros. 

martes

Qué si la biotecnología es la solución al desequilibrio alimentario mundial, qué si acabará con la soberanía alimentaria de los pueblos; es un debate que seguirá abierto por mucho tiempo más. Por ahora no ahondaré en dicho tema, sino que solo haré mención a las estadísticas más actuales al respecto.

Según el más reciente informe de la ISAAA (Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones Agrobiotecnológicas, por sus siglas en español) desde 1996 se han dedicado más de 1,000 millones de hectáreas al cultivo de biotecnológicos, siendo tan solo en 2010 de 148 millones, provenientes de 15.4 millones de agricultores ubicados en 29 países.

lunes


Los compuestos fenólicos de las uvas y el vino, presentan una amplia diversidad de estructuras químicas.

Simplificando su clasificación, es posible señalar que existen dos grupos generales de compuestos: los no flavonoides y los flavonoides. Dentro de los primeros, caracterizados por presentar un sólo anillo de 6 carbonos (C6), los más importante corresponden a los ácidos benzoicos (C6-C1) y a los ácidos cinámicos (C6-C3). La importancia de los primeros, desde el punto de vista enológico, radica en su relación con el gusto amargo de los vinos. En el caso de los segundos, resultan importantes por su relación con el pardeamiento, en especial de los vinos blancos, y en menor medida por su participación en el gusto amargo. El grupo más importante de compuestos fenólicos presentes en el vino corresponde a los compuestos flavonoides, caracterizados por presentar dos anillos de 6 carbonos unidos por un heterociclo central de 3 carbonos (C6-C3-C6). En este grupo se distinguen los flavonoles (como quercitina, miricetina y kaemferol y sus glicósidos) presentes en los hollejos, siendo importantes por participar en el color amarillo de los vinos blancos y por sus efectos antioxidantes benéficos para la salud. Los flavanoles, o taninos condensados, presentan como base a la (+)-catequina y la (-)- epicatequina. La unión de estos compuestos da origen a los taninos de la uva (taninos condensados) ubicados en semillas y hollejos, que presentan una relación inversa en cuanto a amargor y astringencia a medida que aumentan de tamaño. Es decir, si aumenta el número de unidades de (+)-catequina o (-)- epicatequina en su estructura, disminuye el amargor en los taninos de mayor tamaño, pero aumenta su astringencia, hasta alcanzar un tamaño en que no son solubles y no pueden reaccionar con las proteínas de la saliva, precipitándolas y, por tanto, dejan de producir sensación de astringencia. Finalmente, están los antocianos que le dan el color rojo a las uvas tintas, presente en los hollejos, existen 5 antocianinas en la especie Vitis vinifera L., siendo la más importante en todos los cultivares la malvidina-3-glucósido.

martes


El referente mundial, dueño de “Wine & Spirits”, critica el conservadurismo de los dueños de las viñas y llama a los enólogos a empoderarse. Apuesta por los proyectos costeros y de Cauquenes.

Joshua Greene es un tipo que marca tendencias. Wine and Spirits, la revista de la cual es dueño y editor, llega a la élite de consumidores de vino en Estados Unidos. Por eso sus palabras son seguidas con mucha atención por los gerentes de las viñas y los enólogos de todo el mundo. Greene también es un tipo que molesta. Lidera una batalla frontal contra los vinos sobremaduros, potentes y con madera, popularizados bajo la influencia de su coterráneo Robert Parker. A comienzos de año, fue jurado del Wines of Chile Awards y choqueó a un auditorio repleto de viñateros nacionales que esperaba escuchar su análisis de la oferta local. Sin anestesia declaró que el único vino chileno que tendría oportunidades en los restaurantes top de Nueva York era El País de Quenehuao, del franco-cauquenino Louis-Antoine Luyt.

El malestar se extendió por varios meses. ¿Cómo se le podía ocurrir a Grenne defender a un vino hecho de parras rústicas y generadoras sólo de pipeño? Más aún considerando el esfuerzo de la industria chilena por hacer cabernet sauvignon, syrah y sauvignon blanc de gusto global y sin defectos técnicos.

De paso por Chile, hace unos días, Greene se rió al recordar la reacción de los viñateros nacionales. "Creo hay mucho mal vino de uva país. Eso hace interesante a los vinos de Luyt. Son una cachetada en la cara a la gente que dice que esa cepa sólo da malos vinos. Como periodista, es divertido que un francés haya rescatado un activo ignorado acá y que haya dicho 'Ok, voy a hacer algo grande'. Lo que éste hizo es hacer un vino que se expresa a sí mismo y no uno para el mercado, aunque eventualmente se va a vender bien, pues tiene una personalidad fuerte".

Dueños conservadores

El paso de los meses no melló el filo de su crítica a la industria viñatera local. "Hay una considerable tensión entre la naturaleza conservadora de los dueños y el carácter experimental de algunos enólogos. Creo que los creadores de los vinos deben empoderarse, tener peso en las inversiones, esa es la forma que salgan más vinos interesantes de Chile".

Greene destaca que cuando los empresarios viñateros rompen el conservadurismo, los resultados son notables. "La última vez que estuve aquí fui a los Altos del Talinay -en el valle del Limarí, IV Región- y me asombré. Es un viñedo plantado por alguien que considero extremadamente inteligente, Agustín Huneeus, pero también muy conservador. No lo considero radical de ninguna forma, pero encontró un terruño que sí lo es. Luego Guillermo Luksic compró el lugar, y Felipe Müller está haciendo vinos increíbles, no porque sea un genio de la enología, sino porque le permitió a ese lugar expresarse a sí mismo". También le llama la atención el viñedo plantado por Casa Silva en Paredones, en la VI Región, y por Eduardo Chadwick en Chilhué, en la parte más costera del valle de Aconcagua. Además, de un proyecto más consolidado como el de Casa Marín en Lo Abarca, V Región. "Es interesante, pues algunos de los dueños son personas conservadoras, pero igual están tomando grandes riesgos al plantar en lugares desconocidos". Falta conexión con EE.UU. Chile es conocido por hacer vinos buenos, bonitos y baratos. De hecho, muchos apuestan a que esa es la ventaja competitiva local y que hacia allí deben enfocar los esfuerzos comerciales y de producción. Después de todo, se sostiene, una de las virtudes del país es tener costos más baratos que Francia, Italia o California. Joshua Greene advierte que esa mirada está hipotecando el futuro del vino chileno.
"Para tener un desarrollo en el largo plazo en Estados Unidos, tienen que generar interés de restaurantes, periodistas y comerciantes. La única forma de hacerlo es con vinos auténticos, que no se pueden hacer en otro lado. Los vinos 'comerciales', potentes, con harta barrica, se pueden hacer en todos lados. La madera tapa el lugar donde se produjo. Si haces un vino que no es distintivo, el próximo año va a llegar alguien con un producto similar, pero que cuesta dos dólares menos la botella y te va a sacar del mercado". El crítico profundiza su crítica y habla de que "no hay conexión entre la demanda en Estados Unidos y la gente que hace vinos en Chile". El deseo de hacer vinos commodities es una muestra de ello. En cuanto al efecto de la crisis económica en el consumo de vinos en Norteamérica, Greene es francamente optimista. "No se ha afectado el consumo. De hecho ha aumentado. Lo que pasa es que los jóvenes están tomando más vino y ese grupo etario no era un comprador habitual. Estamos frente a un cambio cultural importante en Estados Unidos. Hay un espacio interesante para vinos que tienen precios razonables".

Más costa, más riesgo

A la hora de examinar el éxito del malbec de Argentina en Estados Unidos, que tiene bastantes vinos potentes, con sobreextracción y dulzones, justo el estilo de vinos "comerciales", Greene no ve incoherencia con su mirada acerca del éxito en el vino. "Argentina es muy exitosa en los bajos precios. El malbec es fácil de pronunciar en inglés y son vinos fáciles de tomar. Sin embargo, es lo único que llama la atención a los consumidores de Estados Unidos sobre el vino de ese país". Para Greene, los chilenos, más que preocuparse por Argentina, tienen que poner su énfasis en sacarle partido a la diversidad de terruños que hay en el país. Especialmente de los cercanos a la costa del Pacífico, que el crítico considera más interesantes. "No se pueden tener grandes producciones, por las condiciones climáticas, lo que impide apuntar a vinos baratos y planos. Además, no se puede tener una enología floja, pues se requiere de más trabajo. Mientras más te acercas a la costa, es más probable que te encuentres con personas comprometidas en hacer grandes vinos y que se esfuerzan por comprender completamente su tierra y son un poco locos". En todo caso, Greene se la juega por suelos costeros con condiciones específicas, como la presencia de esquistos, también conocidos como piedras laja, poco comunes en Chile, en que abundan los de tipo granítico. "Los vinos que están comenzando a hacerse sobre esquistos tienen una expresión muy fuerte, porque son muy diferentes. Son muy interesantes".

Apuesta por Cauquenes

"Aunque he visitado el Maule, me avergüenza reconocer que no he estado en Cauquenes. Amo mucho los vinos que están saliendo desde allá, algunos de ellos son fascinantes. Me gustaría tomarme un tiempo allá para entenderlos". Para Greene, la gran ventaja de Cauquenes es que las parras viejas de esa zona no se riegan. "Cuando no irrigas las bayas, a menudo crean su propio balance a través de los años. Las plantas aprenden a sobrevivir. Mientras menos agua reciben, más pueden expresar su carácter propio". Además, el crítico ve con buenos ojos el surgimiento de Vigno, una organización que reúne a las viñas productoras de carignan y que norma la producción y promueve el consumo de esa variedad. Advierte la similitud con el grupo "Coro", que asocia a viñas del área de Mendocino, en California. "Para mí es un grupo muy joven. Se va a requerir un largo tiempo y un montón de trabajo desarrollar esa marca. Es un esfuerzo valioso, pues el carignan da muy buenos vinos".

Eduardo Moraga; "Revista del campo", El Mercurio.


sábado


Hay gente que piensa que de la agricultura no se puede vivir, hay gente que incluso lo dice sin ningún temor a estar equivocado. Eso es algo bien sabido, lo vemos diario con la cantidad de personas que dejan sus hogares en el campo para irse a la ciudad a encontrar "mejores oportunidades".

No les podemos recriminar nada, pues es cierto que en su vida cotidiana la agricultura solo representa grandes esfuerzos por obtener poca recompensa. No es su culpa, nadie les ha enseñado que la agricultura es el pilar de la sociedad, tampoco nadie les ha dicho que hay formas bastante rentables de hacer agricultura.

La culpa podría ser de muchos, pero es cierto que las universidades y los universitarios estamos fallando es llevar el conocimiento al campo; hace tiempo que se tiene la creencia que hay que estudiar y esforzarnos para que al terminar una gran empresa nos acepte, y es ahí donde se aprovecha tanta inversión realizada.

domingo


Las rosas (Rosa spp) son las flores más vendidas a nivel mundial, son alrededor de 100 especies las que se cultivan en todo el planeta. México no destaca como uno de los principales países productores e incluso sus exportaciones de esta planta de ornato han disminuido debido a manejos inadecuados en su producción y conservación.

Por lo anterior es de suma importancia mejorar los sistemas de cultivo y almacenaje para prolongar su vida de anaquel. En este sentido el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ) ha sugerido producir rosas utilizando técnicas de biotecnología.

Unordered List

Sample Text


Blog Archive

Lo más visto

Recent Posts

Text Widget