martes


El referente mundial, dueño de “Wine & Spirits”, critica el conservadurismo de los dueños de las viñas y llama a los enólogos a empoderarse. Apuesta por los proyectos costeros y de Cauquenes.

Joshua Greene es un tipo que marca tendencias. Wine and Spirits, la revista de la cual es dueño y editor, llega a la élite de consumidores de vino en Estados Unidos. Por eso sus palabras son seguidas con mucha atención por los gerentes de las viñas y los enólogos de todo el mundo. Greene también es un tipo que molesta. Lidera una batalla frontal contra los vinos sobremaduros, potentes y con madera, popularizados bajo la influencia de su coterráneo Robert Parker. A comienzos de año, fue jurado del Wines of Chile Awards y choqueó a un auditorio repleto de viñateros nacionales que esperaba escuchar su análisis de la oferta local. Sin anestesia declaró que el único vino chileno que tendría oportunidades en los restaurantes top de Nueva York era El País de Quenehuao, del franco-cauquenino Louis-Antoine Luyt.

El malestar se extendió por varios meses. ¿Cómo se le podía ocurrir a Grenne defender a un vino hecho de parras rústicas y generadoras sólo de pipeño? Más aún considerando el esfuerzo de la industria chilena por hacer cabernet sauvignon, syrah y sauvignon blanc de gusto global y sin defectos técnicos.

De paso por Chile, hace unos días, Greene se rió al recordar la reacción de los viñateros nacionales. "Creo hay mucho mal vino de uva país. Eso hace interesante a los vinos de Luyt. Son una cachetada en la cara a la gente que dice que esa cepa sólo da malos vinos. Como periodista, es divertido que un francés haya rescatado un activo ignorado acá y que haya dicho 'Ok, voy a hacer algo grande'. Lo que éste hizo es hacer un vino que se expresa a sí mismo y no uno para el mercado, aunque eventualmente se va a vender bien, pues tiene una personalidad fuerte".

Dueños conservadores

El paso de los meses no melló el filo de su crítica a la industria viñatera local. "Hay una considerable tensión entre la naturaleza conservadora de los dueños y el carácter experimental de algunos enólogos. Creo que los creadores de los vinos deben empoderarse, tener peso en las inversiones, esa es la forma que salgan más vinos interesantes de Chile".

Greene destaca que cuando los empresarios viñateros rompen el conservadurismo, los resultados son notables. "La última vez que estuve aquí fui a los Altos del Talinay -en el valle del Limarí, IV Región- y me asombré. Es un viñedo plantado por alguien que considero extremadamente inteligente, Agustín Huneeus, pero también muy conservador. No lo considero radical de ninguna forma, pero encontró un terruño que sí lo es. Luego Guillermo Luksic compró el lugar, y Felipe Müller está haciendo vinos increíbles, no porque sea un genio de la enología, sino porque le permitió a ese lugar expresarse a sí mismo". También le llama la atención el viñedo plantado por Casa Silva en Paredones, en la VI Región, y por Eduardo Chadwick en Chilhué, en la parte más costera del valle de Aconcagua. Además, de un proyecto más consolidado como el de Casa Marín en Lo Abarca, V Región. "Es interesante, pues algunos de los dueños son personas conservadoras, pero igual están tomando grandes riesgos al plantar en lugares desconocidos". Falta conexión con EE.UU. Chile es conocido por hacer vinos buenos, bonitos y baratos. De hecho, muchos apuestan a que esa es la ventaja competitiva local y que hacia allí deben enfocar los esfuerzos comerciales y de producción. Después de todo, se sostiene, una de las virtudes del país es tener costos más baratos que Francia, Italia o California. Joshua Greene advierte que esa mirada está hipotecando el futuro del vino chileno.
"Para tener un desarrollo en el largo plazo en Estados Unidos, tienen que generar interés de restaurantes, periodistas y comerciantes. La única forma de hacerlo es con vinos auténticos, que no se pueden hacer en otro lado. Los vinos 'comerciales', potentes, con harta barrica, se pueden hacer en todos lados. La madera tapa el lugar donde se produjo. Si haces un vino que no es distintivo, el próximo año va a llegar alguien con un producto similar, pero que cuesta dos dólares menos la botella y te va a sacar del mercado". El crítico profundiza su crítica y habla de que "no hay conexión entre la demanda en Estados Unidos y la gente que hace vinos en Chile". El deseo de hacer vinos commodities es una muestra de ello. En cuanto al efecto de la crisis económica en el consumo de vinos en Norteamérica, Greene es francamente optimista. "No se ha afectado el consumo. De hecho ha aumentado. Lo que pasa es que los jóvenes están tomando más vino y ese grupo etario no era un comprador habitual. Estamos frente a un cambio cultural importante en Estados Unidos. Hay un espacio interesante para vinos que tienen precios razonables".

Más costa, más riesgo

A la hora de examinar el éxito del malbec de Argentina en Estados Unidos, que tiene bastantes vinos potentes, con sobreextracción y dulzones, justo el estilo de vinos "comerciales", Greene no ve incoherencia con su mirada acerca del éxito en el vino. "Argentina es muy exitosa en los bajos precios. El malbec es fácil de pronunciar en inglés y son vinos fáciles de tomar. Sin embargo, es lo único que llama la atención a los consumidores de Estados Unidos sobre el vino de ese país". Para Greene, los chilenos, más que preocuparse por Argentina, tienen que poner su énfasis en sacarle partido a la diversidad de terruños que hay en el país. Especialmente de los cercanos a la costa del Pacífico, que el crítico considera más interesantes. "No se pueden tener grandes producciones, por las condiciones climáticas, lo que impide apuntar a vinos baratos y planos. Además, no se puede tener una enología floja, pues se requiere de más trabajo. Mientras más te acercas a la costa, es más probable que te encuentres con personas comprometidas en hacer grandes vinos y que se esfuerzan por comprender completamente su tierra y son un poco locos". En todo caso, Greene se la juega por suelos costeros con condiciones específicas, como la presencia de esquistos, también conocidos como piedras laja, poco comunes en Chile, en que abundan los de tipo granítico. "Los vinos que están comenzando a hacerse sobre esquistos tienen una expresión muy fuerte, porque son muy diferentes. Son muy interesantes".

Apuesta por Cauquenes

"Aunque he visitado el Maule, me avergüenza reconocer que no he estado en Cauquenes. Amo mucho los vinos que están saliendo desde allá, algunos de ellos son fascinantes. Me gustaría tomarme un tiempo allá para entenderlos". Para Greene, la gran ventaja de Cauquenes es que las parras viejas de esa zona no se riegan. "Cuando no irrigas las bayas, a menudo crean su propio balance a través de los años. Las plantas aprenden a sobrevivir. Mientras menos agua reciben, más pueden expresar su carácter propio". Además, el crítico ve con buenos ojos el surgimiento de Vigno, una organización que reúne a las viñas productoras de carignan y que norma la producción y promueve el consumo de esa variedad. Advierte la similitud con el grupo "Coro", que asocia a viñas del área de Mendocino, en California. "Para mí es un grupo muy joven. Se va a requerir un largo tiempo y un montón de trabajo desarrollar esa marca. Es un esfuerzo valioso, pues el carignan da muy buenos vinos".

Eduardo Moraga; "Revista del campo", El Mercurio.


sábado


Hay gente que piensa que de la agricultura no se puede vivir, hay gente que incluso lo dice sin ningún temor a estar equivocado. Eso es algo bien sabido, lo vemos diario con la cantidad de personas que dejan sus hogares en el campo para irse a la ciudad a encontrar "mejores oportunidades".

No les podemos recriminar nada, pues es cierto que en su vida cotidiana la agricultura solo representa grandes esfuerzos por obtener poca recompensa. No es su culpa, nadie les ha enseñado que la agricultura es el pilar de la sociedad, tampoco nadie les ha dicho que hay formas bastante rentables de hacer agricultura.

La culpa podría ser de muchos, pero es cierto que las universidades y los universitarios estamos fallando es llevar el conocimiento al campo; hace tiempo que se tiene la creencia que hay que estudiar y esforzarnos para que al terminar una gran empresa nos acepte, y es ahí donde se aprovecha tanta inversión realizada.

domingo


Las rosas (Rosa spp) son las flores más vendidas a nivel mundial, son alrededor de 100 especies las que se cultivan en todo el planeta. México no destaca como uno de los principales países productores e incluso sus exportaciones de esta planta de ornato han disminuido debido a manejos inadecuados en su producción y conservación.

Por lo anterior es de suma importancia mejorar los sistemas de cultivo y almacenaje para prolongar su vida de anaquel. En este sentido el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ) ha sugerido producir rosas utilizando técnicas de biotecnología.

martes


Los consumidores siempre queremos productos novedosos, nos gusta probar cosas nuevas, no nos gustan los cambios tan radicales pero los aceptamos cuando estos son para ampliar la gama de alimentos, y si el mercado lo paga los productores están dispuestos a propiciar estos cambios.

Un producto que se vende entre 50 centavos y 1 dólar por encima de la fruta normal es un gran incentivo para producir las nuevas frutas del futuro, como el "pluot", que es una combinación de la ciruela y el albaricoque.

sábado


Este es un gran concepto de huerto urbano. Se tata de un sistema de cultivos en espiral que es capaz de aprovechar de mejor manera los reducidos espacios que van quedando en las ciudades. Trata además de ser un sistema amigable con con medio y que no genere repercusión visual en el lugar donde se desarrollo. Fácil de mantener y que además sea autosustentable.

Este proyecto ha sido presentado en el IIDA 2010 (Incheon International Desing Award) por los diseñadores Benet Dalmau, Saida Dalmau, Anna Julibert & Carmen Vilar (Designboom.com) en donde obtuvieron un segundo lugar. 

Sin embargo que esta es una de esas ideas que te quedan dando vueltas por un tiempo, sobre todo en estos tiempos en donde ya sabemos que la población mundial sigue creciendo, llegando en estos días a los 7000 millones de personas. 


jueves


Hace ya varios días que ando con la idea de tener unas frutillas en mi casa, pero como no hay mucho espacio, lo mejor será usar una técnica muy simple que consiste en cultivar en mangas de polietileno (de esas negras que se usan para el riego), las ideales son las anchas, de unos 20 centímetros de ancho. 

Esta técnica es muy simple y barata. Primero hay que cortar secciones de la manga y sellarlas por un extremo, luego llenarlas con buena tierra, el largo de las columnas se define dependiendo del lugar donde se colgaran y también de la altura de cada persona, porque hay que regarlas por la parte superiror para que el agua recorra toda la tierra del interior. Una vez que las mangas estén llenas y sin espacios de aire en su interior, se debe hacer (o dejar) un orificio en la parte inferior para que el excedente de agua no se acumule en el fondo. Incluso se puede hacer un sistema de recirculación del agua... pero eso queda para otro día que ande con más animo y más dinero

lunes


El representante de los citricultores en México, Ausencio Mata Medina, quien es el presidente del Sistema-Producto Cítricos, aseguró que debido a la caída en la producción de cítricos en el sur de Estados Unidos en 2011 los productores mexicanos aumentarán las exportaciones de naranja, toronja, limón y mandarina, alcanzando un valor de 50 millones de dólares.

También dijo que se prevé la exportación de 1,200 toneladas de “gajos de toronja”, así como la puesta en marcha de un proyecto para vender al mercado estadounidense 1 millón 200 mil toneladas de jugo de naranja. Lo anterior lo expresó durante una reunión con el titular de la SAGARPA (Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación), Francisco Mayorga Castañeda.

Repollo morado, repollo liso, repollo verde puntiagudo, romanesco y coliflor Altamira, fueron las crucíferas cultivadas en el sector Ticnamar- Belén por profesionales del Inia-Ururi en el marco del proyecto “Programa integrado territorial de hortalizas para la región de Arica y Parinacota”.

El ensayo tuvo como propósito diversificar los tipos de crucíferas desarrollados por los agricultores de la zona con el fin de mejorar la comercialización de estos productos, así lo informó, Héctor Subiabre ingeniero agrónomo de Inia-Ururi.

Unordered List

Sample Text


Blog Archive

Lo más visto

Recent Posts

Text Widget